¡Estos insectos en el remanso!

¡Estos insectos en el remanso
Que dan saltitos con lenta gracia
Son cazadores de lo invisible
Que quizá sueña sobre las aguas!

En los tapices hondos del río
Bordan sus vidas que pronto pasan
Con las agujas de sus patitas
E hilos suaves de aire que pasa.

Parecen locos de su fortuna
Pues Dios les puso en tal morada,
Pues son las aves en un espacio
Volando dulces sin tener alas.

Cierran heridas de las corrientes,
Quizá dibujan las verdes ramas,
Quizá su lira que está perdida
Busquen muy tristes con vivas ansias.

¡Seréis dichosos en las corrientes
Con vuestra vida siempre ignorada!
O acaso en medio de vuestra dicha
Tengáis pasiones por nubes blancas.

¿Seréis tan sólo germen de ritmo
Sin vida interna de amor y alma?
¿O vais penando por los remansos
Hondas pasiones mudas y raras?

¿Qué hacéis insectos sobre las ondas
Rasgando el velo del agua casta?
Yo por la orilla voy suspirando
Hondos misterios de vuestras almas.

Quizá tengáis pasión de cielo
Y vuestro ritmo es queja vana,
Que Dios no escucha desde lo alto
Ni vuestros goces ni vuestras lágrimas.

¡Mundos tan chìcos pero tan grandes
Que el hombre vano no mira y pasa!
Hondos enigmas imperceptibles
Con ansia viva por la palabra.

Vivos insectos del agua buena
Que pulsan cuerdas de ondas claras.
Quizá los hombres tengan más forma
Pero más chica la sed de alma.

¡Quién soy, Dios mío, entre los campos,
Sino un insecto que piensa y habla,
Hermano dulce de los que viven
Bordando siempre seda del agua!

Mi andar cansado por los caminos,
¡Qué es sino busca de estrellas vagas,
Qué es sino dulce bordar en tierra
Con secos hilos de nuestras almas!

Somos insectos de las estrellas
Y ellas insectos de otras lejanas.
Mas todo vive y todo piensa,
Y el uno es todo en la inmensa Nada.

Estos insectos sueñan y sienten
Sus vidas cortas sobre las aguas.
¡Dejad que vuelque mi vida entera
Sobre la copa de la esperanza!

Rate this poem: 

Reviews

No reviews yet.